¿Qué son y cómo se usan los puntos suspensivos?

Aprendiendo los puntos suspensivos

Saber contar historias, anécdotas, chistes, etc., de manera escrita es todo un arte que requiere de una buena habilidad lingüística, ortográfica y de redacción.

Muchas veces queremos expresar una idea y dejar lo que sigue en suspenso, para que la gente se lo imagine. También ocurre que queremos numerar una serie cosas y dar la idea de que son interminables.

Los de arriba son sólo un par de ejemplos que nos hacen necesitar de un signo que hemos visto muchas veces en los libros, en las revistas, o en los periódicos. Estamos hablando de los puntos suspensivos.

En este artículo, nos vamos a empapar de todo lo relacionado con estos tres puntitos que son de tanta ayuda para plasmar nuestras ideas por escrito.

Aprendiendo los puntos suspensivos

¿Qué son los puntos suspensivos?

Desde el punto de vista gráfico y ortográfico, tenemos que los puntos suspensivos se representan con tres puntos seguidos, es decir, uno al lado del otro.

¿Sabes cómo se clasifican los conectores? Averígualo todo es este artículo.

Reglas básicas sobre los puntos suspensivos

1) Una de las cosas que debemos recordar al utilizarlos, es que se ponen pegados a la palabra que se encuentra antes de ellos y separados de la primera palabra que sigue a continuación.

Así como en estos ejemplos:

  • Siempre quise… ser futbolista. (Aquí vemos que la palabra que está antes es “quise” y la que está después es “ser”).
  • Tengo que admitir que… debo ser más cuidadoso con mis asuntos personales. (La palabra que está antes es “que” y la que está después de los puntos suspensivos es “debo”.

Vamos a aprender lo que es el gerundio siguiendo este enlace

2) Por otro lado, cuando lo que viene luego de los puntos suspensivos es otro signo de puntuación, entonces lo ponemos pegado a los puntos suspensivos. Tal y como lo vemos en el siguiente ejemplo:

  • Sin embargo…, es probable que no vaya a suceder nada malo. (Despues de “sin embargo” se escribe coma, así que la colocamos justo después de los puntos suspensivos, sin dejar ningún espacio.

Aprendamos la diferencia entre las palabras “esta”, “está”, “este” y “esté”

3) Ahora tenemos un caso muy especial. El de los puntos suspensivos después de las abreviaturas. Recordemos que las abreviaturas se escriben utilizando un punto, como en Dr., Sr., Lic., etc.

En esta situación, el punto de la abreviatura se sigue conservando y se colocan los tres puntos suspensivos justo al lado, sin dejar espacio.

Ejemplo:

  • Lo que sucede es que el Sr…. recordó donde había guardado los archivos.

¿Cómo se usas los puntos suspensivos?

Para agregar un aire de suspenso a la oración

El nombre de “puntos suspensivos” viene de ese suspenso del que hablamos, aunque también puede utilizarse cuando se quiere hacer sentir duda, temor, etc.

Ejemplo:

  • Entonces el lagarto se acercó sigilosamente a su presa que estaba dormida y…

Te contamos como se usan las preposiciones en este post

Para señalar una pausa de suspenso o duda

En esta situación, se hace una pausa en medio de la narrativa para sembrar algo de duda.

Ejemplos:

  • Cuando yo llegué y estacioné mi carro junto al árbol… me  di cuenta de que había alguien detrás y aceleré.
  • Me he estado esforzando durante todo este tiempo y… de verdad pienso que merezco ganar.

Conoce la diferencia entre las palabras “ay”, “hay” y “ahí” a leer este post.

Conociendo los puntos suspensivos

Para interrumpir una expresión cuando lo que viene ya se conoce

Cuando deseamos omitir un fragmento dentro de un párrafo u oración porque ya se sobreentiende de qué se trata, sólo añadimos los puntos suspensivos.

Ejemplo:

  • Ellos reunieron todo el dinero, encontraron un buen local, hicieron los uniformes… pero ya ves que la mercancía estaba dañada.

Esta regla se aplica mucho en los refranes y dichos autóctonos de muchas regiones.

Ejemplos:

  • Ya sabes que más vale pájaro en mano… Así que es mejor que me des el dinero por adelantado.
  • No confíes en esa persona. Acuérdate de que árbol que nace torcido…

Y ahora aprendamos el uso del punto y coma usando este link.

Para no tener que escribir de nuevo el título de una obra

A veces, cuando elaboramos un escrito sobre una obra que tiene un título muy largo y debemos mencionarlo varias veces, podemos optar por colocar los puntos suspensivos y así no escribir el nombre completo.

Ejemplo:

  • En la novela, El Sol Marca las Horas Detrás del Jardín de las Jóvenes Desnudas, podemos ver muchas anécdotas referentes a las estaciones y amores de estas chicas.

Ahora bien, en esta novela llamada El Sol Marca las Horas… también nos parece que tiene un alto toque de fantasía.

Descubre la diferencia entre sigla y acrónimo siguiendo este link

Para no escribir palabras o expresiones groseras

Cuando en un escrito queremos colocar una ofensa o una expresión subida de tono, no hace falta escribirla completa. Sólo escribimos una parte y el resto la rellenamos con puntos suspensivos.

Ejemplos:

  • Lo que pasa es que esa vieja es una hija de… Porque lo que hace todo el día es chismear de los demás.
  • No quiero que te comas esa m… ya que la recogieron del suelo y te dieron a ti.

Descubre la diferencia entre las palabras “haya”, “halla”, “aya” y “allá” leyendo este artículo

Para suplantar un etcétera

Algo positivo sobre los puntos suspensivos, es que pueden servir como un sustituto del etcétera, sin importar que este se quiera usar de manera abreviada o completa.

Ejemplos:

  • A mí siempre me hubiera gustado tener varios tipos de mascotas, como loros, perros, conejillos de indias, pájaros, etc.
  • A mí siempre me hubiera gustado tener varios tipos de mascotas, como loros, perros, conejillos de indias, pájaros…

Vamos a aprender cómo se escriben los números siguiendo los consejos de este artículo

Ejemplos de oraciones que tienen puntos suspensivos

  • En la tienda conseguí arroz, harina, leche ¡de todo!
  • Entonces el vampiro la tomó del cuello y le dijo yo tengo hambre
  • Tú dijiste que habías visto a ¿a quién?
  • E es que y yo s soy ta tar ta m mu mudo.
  • Ana, María, Petra Yo qué sé cómo se llamaba.
  • No sé si debería estar negociando alguien de su bueno su usted me entiende.
  • La referencia anterior fue extraída del libro “Consideraciones utópicas sobre el Marxismo” de Ben Meyers. El sociólogo afirma en “Consideraciones” que:
  • Tomemos por ejemplo los versos de Poe que rezan: “() Quoth the raven: ‘nevermore’. Much I marveled this ungainly fowl ()”.
  • No sé no sé no me preguntes eso.
  • Ya sabes lo que dicen: “camarón que se duerme
  • Antes de morir toma la espada de mi cinto es tuya.
Estudiando los puntos suspensivos

Preguntas frecuentes

1) ¿Después de los puntos suspensivos hay que escribir mayúscula?

Luego de poner los puntos suspensivos se comienza a escribir con mayúscula sólo en los casos en los que la expresión quede cerrada.

El hecho es que los puntos suspensivos se pueden emplear en cualquier lugar de un párrafo, sin quiere decir que finalicen la oración en la que están.

Ejemplo:

  • Te estuve siguiendo todo este tiempo porque… la verdad es que me gustas mucho.

En el ejemplo de arriba, lo que viene después de los puntos suspensivos es parte de la expresión, así que debe continuarse con letras minúsculas.

Por otro lado, tenemos el siguiente ejemplo:

  • En ese zoológico vimos toda clase de animales: leones, morsas, iguanas, monos, osos, aves… No cabe duda de que es un gran zoológico.

2) ¿Qué quieren decir los puntos suspensivos entre paréntesis?

Cuando los tres puntos suspensivos aparecen encerrados entre paréntesis nos están señalando que hay un fragmento omitido.

Ejemplo:

  • Cambiará el universo pero yo no (…) alguna vez, los sé, mi vana devoción la había exasperado; muerta yo podía consagrarme a su memoria, si esperanza, pero también sin humillación. (“El Aleph”, Jorge Luis Boges).

Te recomendamos los siguientes artículos interesantes

¿Que son palabras sobreesdrújulas?

¿Qué significa el hiato?

Los verbos en participio pasado

Todo sobre los pronombres personales

Todo sobre los pronombres y adjetivos posesivos

Descubramos la diferencia entre las palabras “se” y “sé”

Conociendo los nombres y apellidos compuestos

¿Qué son las palabras agudas?

Conoce para que sirven los dos puntos

Conoce que son las palabras esdrújulas

Vamos a conocer que es la anfibología

¿Qué significa el triptongo?

¿Qué son las palabras graves?

Aprendiendo qué son los neologismos

Aprendiendo el uso de las conjunciones

La diferencia entre las palabras “echo” y “hecho”

Los usos de los signos de interrogación y exclamación

La diferencia entre las palabras “vaya”, “baya” y “valla”

Conociendo las clases de acentuación

Cómo se dice “migrante”, “emigrante” e “inmigrante”

¿Qué son y cómo se usan los puntos suspensivos?

La diferencia entre las palabras homófonas “e”, “he” y “eh”

Descubre la diferencia entre redundancia y pleonasmo